Home Tesoros
Tesoros

Tesoros ocultos; ¿Existen, o son solo fantasía?
Cuantos de nosotros hemos reiteradamente planteado esta incógnita?
Es cuestión de locos salir en pos de algo que no hemos perdido?
Tenemos derecho a disfrutar de lo que, sin duda, gentes de antaño tomaron grandes dificultades para ocultar y tratar así de proteger?
Es posible localizar y rescatar, algo que estuvo bajo tierra o emparedado por siglos quizá?
Como podremos encontrar algo que, las más de las veces esté bien oculto y protegido?.

Entraña algún riesgo descubrir tesoros?

La lista de cuestionamientos al respecto, es casi interminable. Para facilitar las cosas y en obvio de tiempo y esfuerzo, hemos determinado que, la mayoría de esas incógnitas obtienen respuesta afirmativa.

Hago eco a la información del profesor Navarro y apoyo su valiosa labor que, excluyendo falsas creencias que solo sirven para desorientar.

Estoy seguro que la práctica de sus trabajos, tendra resultados valiosos para las personas con mente abierta y buen criterio, que decidan aprovechar sus enseñanzas.

Atentamente:
Richard Vault
Founder of Treasure Hunters Association
Las Cruces, New México



Feliciano el taquero
El nuevo libro de Viejos Tesoros

La época de lluvias en Guadalajara México, es particularmente abundante en precipitaciones, durante algunas tormentas, la velocidad de los vientos, se incrementa apreciablemente, numerosos árboles sufren los efectos destructivos de los elementos, con frecuencia, algunos grandes vegetales se ven despojados de gruesas ramas, incluso, en no pocos casos, el árbol completo, se ve obligado a pagar tributo a la naturaleza, e aquí que, el otrora enhiesto vegetal sucumbe ante la fuerza de los embates de los fuertes vientos, pronto tendremos la desagradable experiencia, de comprobar que, el majestuoso árbol, yace desarraigado estorbando el paso de peatones y vehículos.

Leer Feliciano el taquero
 
El tesoro del reventón
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Consolidado el nuevo grupo, dedicamos domingos para buscar una relación que escrita en pésima ortografía, le regalaron a Roberto, (compañero que se dedica a reparación de máquinas de oficina), dicha relación reza así.

“En el serro del rebenton delante de la benta del astillero Jose Lauriano i llo enterranos en un llanito dos cargas de mula de plata acuñada que le ubimos al destacamento que llevaba la cuenta de ralla de los soldados acantonados en Ameca le salimos al tren llegando a la estasion de la venta, no nos esperaban los agaramos mui descuidaos i nos avenimos a no tirales a dar i nos dieron el cargamento ienamos biboras de centura i cargamos dos mulas por que lotra se quebro una pata en las bias i la dejamos los soldados tamien nos dieron tortillas parque i agua Tiburcio le compro unas botas a la mujer quiba corimos pal monte los soldados nos tiraron un rato chico nomas pa disimulo escogimos el paraje en el serro dende onde se devisa todo el plan asta la cienda de cuicillos a veinte baras pabajo taba una abra echamos los costales i los tapamos con cascajo i piedras ensima nos fijamos que onde tabanos parados eran como fortines onde se bian fortinado i bian mojoneras de piedras y munchos cascillos”.

Leer El tesoro del reventón
 
El tesoro de las maravillas
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Como servicio extraordinario a un cliente de la agencia de autos, donde prestaba mis servicios, viajé a un pueblo (la hacienda de las maravillas), cercano a Morelia, para revisar el motor M. A. N. diesel, que movía el generador para proveer electricidad de emergencia para una fábrica de aguardiente, con prontitud, logré corregir el problema, el agradecido propietario, me invitó a conocer una casa de hacienda, que había restaurado con buen gusto y no poca inversión, después de saborear magnífica comida y degustar varias copas de fino licor, se nos ocurrió hojear libros antiguos que en buen número habían quedado, cuando se adquirió el inmueble, entre los ejemplares que estaban ante nuestros ojos, había un bello ejemplar de un diccionario de aztequismos, fechado en “El Año Del Señor De Milsetecientos Veinte I Ventiuno”, el incunable, muy bien preservado, solo le faltaban algunas hojas, al revisar el volumen, noté que el libro carecía de índice y sus fojas no habían sido numeradas.

Leer El tesoro de las maravillas
 
El problema del azogue
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Quiero hacer intermedio, para hablar de algo que me parece muy importante aclarar para beneficio de personas, que se vieren en los momentos de desorientación, que preceden al acto de desenterrar un tesoro; lo que vamos a analizar, no solo afecta a buscadores de tesoros, también a personas que sin buscar, encuentren por suerte “un entierrito”.

Leer más...
 
El mango gigante
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Poco tiempo después de mi independencia “del grupo antiguo”, tuve la fortuna de conocer en Ameca, a Don Nacho, simpático y comunicativo anciano, que vivía de prestado, en dos cuartos que quedaron habitables después de la intervención, de los “agraristas” interesados es apoyar la “reforma agraria”, en la finca, que otrora fue prospero trapiche productor de azúcar morena “piloncillo”.

Leer más...
 
El hallazgo inesperado
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Un buen día, mis socios se presentaron en Tlaquepaque, para revisar una vieja casa, propiedad de uno de los compañeros de trabajo, quien pagaba renta a una familia oriunda de Puebla, debido a que era media semana, no pude acompañarlos, les di permiso para que tomaran el día, muy temprano iniciaron trabajos de prospección, con el auxilio de tres detectores que integraban parte de nuestro equipo, gran parte de la mañana, transcurrió sin mayores novedades, hacia el medio día, se habían reunido gran cantidad de objetos localizados gracias al buen funcionamiento de los detectores y pericia de operación, clavos antiguos hechos a mano, herraduras de caballerías, bisagras de puertas, etc. toda esa parafernalia, para cualquiera, no es si no, “chatarra”, para nosotros, significa piezas de colección, debido a que sin duda, cada una de ellas, encierra buena dosis de historia.

Leer más...
 
Apreciaciones
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Todo lo que hemos analizado, se encamina a rendir plenas seguridades de que, en la cueva, en algún lugar perfectamente disimulado, se esconde algo, que sin duda significaba materia muy importante para los personajes que trabajaron ahí.

Leer más...
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 Siguiente > Fin >>

Página 3 de 6