Home Tesoros El nuevo libro de Viejos Tesoros
Tesoros


Advertencia seria
El nuevo libro de Viejos Tesoros
Muy estimables lectores, aconsejo que no se dejen sorprender por personas que pretenden poseer dones extraordinarios, nadie es capáz de ver bajo tierra, nunca se ha demostrado que sin el auxilio de equipo eléctronico, pueda localisarse algo enterrado o "emparedado" solo un buen equipo "GPR", puede "ver" bajo tierra. Te invito a que pienses un poco, si es posible mover algo sólido que esté enterrado, !!por supuesto que no!!!
 
Dedicatoria: El Nuevo Libro De Antiguos Tesoros
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Dedico esta incursión por el mundo de la aventura a:

Mi abnegada esposa, quien supo tolerar, mi algunas veces prolongada ausencia del hogar, a quien no le arredró el aumento de trabajo que suponía  asear mis enseres y enlodadas ropas, después de cada excursión, amén de poner en su lugar, el “tilichero” que dejaba, regado por toda la sala, incapaz de ponerlo en orden, el cansancio me impedía hacer gala de mi acostumbrado sentido de disciplina. (¿)

A mis hijos, quienes con su cooperación y su interés en mis asuntos, me alentaron a seguir y cuando llegó el momento, me acompañaron en más de una de mis expediciones, ingresando así, al fascinante mundo de los prospectores.

Esta modesta contribución, no pretende ser la enciclopedia que a todos los prospectores nos gustaría poseer, la idea, es que, pasemos agradables ratos volviendo páginas.

Entre sus hojas, muy bien pudiera encontrarse la clave, para algún misterio que quizá nos intrigue conocer.

En estas páginas, se encierra buen acopio de información, tomando en cuenta que aquí, se acumula buena dosis de fantasía, pero también, algunos hechos que realmente ocurrieron.

He tratado de respetar en lo posible, los textos de “relaciones originales”, y repetir lo que oralmente me fue transmitido, de esto último, guardo siempre cautelosas reservas, la información así obtenida es poco fiable, debido a la tendencia de las gentes de agregar o modificar información, sin embargo, alguna valiosa información podemos obtener de esas fuentes, si se tiene suficiente paciencia y conocimientos.

He de hacer notar, que mis relatos no están organizados siguiendo un orden cronológico, esto es irrelevante, cada capítulo es independiente con características únicas.

Estimado y paciente lector, deseo sinceramente que te diviertas.

Atte.

Profesor J. L. Navarro U. H.C.T.  

 
La quinta velarde
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Por los años del 1945, el tío Juan y familia, se trasladaron a Guadalajara, les tocó en suerte instalarse en una casona tipo hacienda, propiedad de un personaje sumamente rico, conocido por el mote de “el burro de oro”, este señor, según se sabe, era poseedor de enorme fortuna, se decía que, ni él mismo, podía calcular con aproximación, los montos de sus cuantiosos bienes.

Me suena exagerada la aseveración de las gentes que aseguraban, que el mencionado, en un alarde de exhibicionismo, se daba el lujo de usar calzado con tacones de oro, además de exagerado, me parece sumamente impráctico y hasta peligroso, usar tacones de material tan rígido, de seguro, la columna vertebral del hombre no era envidiable, sin embargo, pudiera ser verdad el informe, recordemos que, fue común el uso de adminículos de metales finos, para adornar atuendos de los ricos.

Leer más de La Quinta Velarde
 
La mina de pulgas
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Para cumplir con la formal invitación que los propietarios de una finca en el pueblo Ateguillo, tuvieron a bien extendernos, nos trasladamos a esa entidad y con beneplácito observamos que, nuestro esfuerzo, muy bien iba a ser remunerado de cualquier manera, el lugar es pintoresco y ante nuestros ojos, muy importante des el punto de vista histórico y arquitectónico, se ve en las construcciones antiguas que sus propietarios, aprecian la buena apariencia de sus fincas y del pueblo; en general, tienen muy buen cuidado en su conservación, muchas de esas casas, sin duda pertenecieron a “familias acomodadas”, a juzgar por el tamaño y tipo de construcción de los inmuebles.

Leer más...
 
La cueva de las burras
El nuevo libro de Viejos Tesoros

Un dia Arcadio me llamó por teléfono, su voz denotaba algo de preocupación, con su acostumbrada parsimonia me anunció, “nos ganaron los gatos” al pedirle ampliación de su informe me explicó que mucho temía que personas ajenas al grupo habían estado trabajando en el proyecto que tanto nos había costado, abundando en su dicho me dijo que, Dn. Francisco un tio lejano, le platicó que el mismo y Rodolfo su amigo ( por cierto que ese amigo resultó ser el frustrado cazadór que baleó al tejón que se refugió en la oquedád) trabajaron dentro de una cueva situada “casi frente a la taza,” según una anciana conocida y vecina de Rodolfo la tal cueva contiene gran cantidád de dinero y otros valiosos objetos, ella lo sabía por qué los asaltantes que vivian ahí secuestraron a su abuela y la mantuvieron en cautiverio hasta que la gavilla fue disuelta y sus integrantes perecieron o fueron apresados, según dichos de la Sra. los bienes estaban guardados en un poso dicho poso estaba parcialmente tapada con palos para formár una especie de tarima, desde la puerta de la cueva se “devisaba” el camino antiguo a manzanillo.

Leer La cueva de las burras
 
El misterio de la hacienda de la cruz
El nuevo libro de Viejos Tesoros
De camino a mi nueva aventura, mi acompañante, me sugirió que “sería bueno”, que regresare a Morelia antes del oscurecer, por temor  a que pudiera sufrir  la desagradable experiencia de un encuentro con facinerosos, con seguridad algunos de esos delincuentes ya estarían informados del hallazgo reciente y quizá quisieran participar en la repartición, ante esta observación, no titubeé en aceptar, que sobrada razón había, para pensar en la posibilidad de lo dicho, a despecho de mis indicaciones, no se tomó ninguna clase de precaución, para impedir la trascendencia del incidente recientemente vivido, aduciendo, que todo el personal de la casa Corcuera es de plena confianza, se descuidó por completo, recomendar que guardasen plena discreción de lo que pasó intramuros, con seguridad, alguno de los sirvientes comentó en el exterior nuestras actividades, cuando salí de la casona , seguramente los habitantes del pueblo, estaban más o menos informados de los sucesos, esa era la razón por la que a mi paso, me veían con marcada insistencia y curiosidad .
Leer El misterio de la hacienda de la cruz
 
Feliciano el taquero
El nuevo libro de Viejos Tesoros

La época de lluvias en Guadalajara México, es particularmente abundante en precipitaciones, durante algunas tormentas, la velocidad de los vientos, se incrementa apreciablemente, numerosos árboles sufren los efectos destructivos de los elementos, con frecuencia, algunos grandes vegetales se ven despojados de gruesas ramas, incluso, en no pocos casos, el árbol completo, se ve obligado a pagar tributo a la naturaleza, e aquí que, el otrora enhiesto vegetal sucumbe ante la fuerza de los embates de los fuertes vientos, pronto tendremos la desagradable experiencia, de comprobar que, el majestuoso árbol, yace desarraigado estorbando el paso de peatones y vehículos.

Leer Feliciano el taquero
 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 4